Alimento, techo y esperanza para los más pobres.
Cada $1 dólar que usted dona provee 6 comidas.
Seleccione la cantidad y frecuencia de su donación:
$0.00

Brinde Alimentos a los Hambrientos

En todo el mundo, unos 820 millones de personas no tienen comida suficiente para alimentarse.

Ucrania y Rusia producen el 30% del trigo y el 20% del maíz del mundo. La disminución de las exportaciones está poniendo en marcha un aumento global de la inseguridad alimentaria y la malnutrición. En tiempos de adversidad, a menudo son los más pobres, incluidos los niños hambrientos, quienes más sufren. Ellos rezan pidiendo ayuda, ¡y usted puede responder a sus oraciones!

Con Solo 15 Centavos de Dólar Puede Llenar El Plato de Comida de Un Niño

Cada donativo es muy importante para ayudarnos a luchar contra la malnutrición rampante

Porque compramos comidas ricas en proteínas envasadas al granel, Cross Catholic Outreach puede entregar una porción de comida nutritiva para un niño por solo 15 centavos de dólar. Por ello, $35 dólares son equivalentes a 233 comidas nutritivas para niños con hambre. Un donativo de $50 puede proveer hasta 333 comidas. Un regalo generoso de $150 asegura 1.000 comidas, y así seguimos extendiendo su donativo.

Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer — Mateo 25:35

Una Solución Poderosa para el Hambre

Nada es más importante que poder brindar alimentos a los necesitados

El año pasado, usted brindó 20.5 millones de comidas a los necesitados. Juntos podemos alimentar a más hermanos y hermanas que sufren hambre.

$35

Proveen

233

Comidas Nutritivas

$50

Proveen

333

Comidas Nutritivas

$75

Proveen

500

Comidas Nutritivas

Proveen

1,000

Comidas Nutritivas

Comida para Tiempos Difíciles

Seferina Ramirez de 27 años y su esposo Henry, están luchando para criar a dos hijos pequeños,  Henry Junior de 7 y su hermanito menor, en la Diócesis de Suchitepéquez-Retalhuleu, en el sur de Guatemala.

La familia trabaja arduamente cultivando un pequeño trozo de tierra.  En tiempos buenos, el rendimiento de su cultivo es justo lo suficiente para sostenerles – pero una sequía, una plaga o alguna otra dificultad puede rápidamente destruir su sustento. Es por ello que la familia Ramírez y otras familias que viven en esta parte de Guatemala enfrentan habitualmente el hambre y las dificultades que vienen con ella.

Estamos trabajando diligentemente para llevar agua limpia, viviendas seguras, educación, prácticas de agricultura más eficientes y muchas cosas más para la comunidad – pero nuestra prioridad número uno es proveer comida saludable para terminar con el hambre extrema.

Su regalo de proveer alimentos que salvan vidas nos ayudará a establecer una red segura para familias que enfrentan dificultades en el mundo en desarrollo.  Únase a nosotros y juntos podremos ayudar a terminar con la desnutrición  y mejorar – e incluso salvar – vidas.

Los Frutos de su Compasión en Acción

Amrita Kumar, de 9 años, ha sido bendecida con una comida diaria, y su salud ha mejorado como fruto de esta importante misión de misericordia. Amrita pertenece a una familia católica muy grande que reside en Guyana, un pequeño país cercano a Venezuela, Surinam y Brasil.  La pobreza extrema es lo que se vive en su comunidad y las dificultades que esto crea han llevado a muchas familias a la desesperación.

Afortunadamente, la familia de Amrita se mantiene fuerte en su fe y sobrelleva las dificultades con esperanza. Ella y sus tres hermanos reciben alimentos todos los días gracias a Cross Catholic Outreach. Su madre esta tan agradecida por este valioso regalo que se ha integrado como voluntaria preparando las comidas en la capilla de la localidad.

Los alimentos ricos en proteínas que recibe Amrita la están ayudando a crecer fuerte. Ella sobresale en sus estudios en la escuela católica de su parroquia San Francisco Xavier.  Esto es lo que sucede cuando amigos compasivos como usted toman acción en la tarea de alimentar a los niños  hambrientos. 

Sonrisas y Pancitas Llenas Gracias a los Corazones Compasivos

Las comidas Vitafood que distribuye Cross Catholic Outreach están respondiendo a las oraciones de los padres de familia que sufren la pobreza en países en desarrollo.

En la República Dominicana, Berta Rodriguez, una madre soltera de cinco niños ha sido bendecida con estas comidas y está tan emocionada que no tiene palabras para agradecer. Berta y sus hijos, incluyendo a Wualdy (a la izquierda en la foto) y Arielvis (derecha), viven en una pequeña casa de dos habitaciones. Berta tiene trabajo ocasional de limpieza o de planchado, pero estos trabajos van y vienen, lo que le dificulta poner comida en la mesa para su familia.

Afortunadamente, sus hijos pueden asistir al programa comunitario de alimentos que organiza nuestro socio misionero local, la fundación New Joy. La familia Rodriguez y todos los demás beneficiados reciben también comidas Vitafood para preparar en la casa para que los niños no pasen hambre. ¡Su generosidad hace que estas obras de misericordia sean posibles!

Conviértase en un Miembro Misionero de Cross Catholic Outreach Hoy Mismo

¡Todos los Miembros Misioneros de Cross reciben este diario de oración, hecho a mano por los pobres a quienes servimos en Haití!

Úselo para tomar notas en sus momentos de reflexión para guiar su vida espiritual. También recibirá por correo, una solicitud de oración para llenar y enviarnos de regreso. Así podremos orar por sus necesidades, y crear un puente espiritual con nuestros hermanos y hermanas en Cristo en los países en vías de desarrollo.

Los Miembros Misioneros de Cross también reciben una actualización semestral con noticias, reflexiones e información acerca de las buenas obras y logros que se hacen posibles gracias a su apoyo.

* Cada dólar nos ayuda a bendecir a los más pequeños de nuestros hermanos y hermanas a lo largo de África, Asia, el Caribe, Centro y Sudamérica.

¡Gracias por su compromiso especial de servir a los mas necesitados!

Las donaciones a esta campaña serán utilizadas para cubrir los gastos del fondo de financiamiento general incurridos hasta el 30 de junio de 2022 cuando cierra el año fiscal de nuestro ministerio. Si se diera el caso de que se recauden fondos por encima del nivel necesario, el excedente de fondos será utilizado para financiar los gastos más urgentes del ministerio.