Alimento, techo y esperanza para los más pobres.

Claudena luchaba contra el hambre

Los padres de Claudena trabajaban mucho y a duras penas lograban dar de comer a sus siete hijos. Entonces, un compasivo ministerio Católico en Kobonal, Haití, alivió su sufrimiento y les dio esperanza. Trágicamente, muchos niños alrededor del mundo padecen hambre en este momento … y necesitan tu ayuda.

Alimenta a quienes padecen hambre. Llena sus corazones de esperanza.

Globalmente, unas 820 millones de personas como Claudena están padeciendo hambre

Imagínate no saber de dónde vendrá tu próxima comida… o, incluso, si esa comida habrá de llegar. Sin tener acceso a oportunidades de estudio, o a una educación de calidad, hasta el lograr poner comida en la mesa se convierte en una batalla diaria para muchas familias en países en vías de desarrollo como Haití.

A los niños que padecen hambre les cuesta trabajo dormir, aprender y desarrollarse si no cuentan con los nutrientes que sus cuerpos en crecimiento necesitan. ¿Les ayudarías?

Muchos niños en las comunidades alrededor de Kobonal, Haiti, no tienen suficiente para comer.

Llena los platos de comida y los corazones de esperanza

“Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer.”
Mateo 25:35

Permítenos orar por ti

El personal de Cross Catholic Outreach ora diariamente por los amigos del ministerio. Haz clic aquí para enviarnos tus intenciones de oración.

Responde al llamado

Aprende cómo puedes participar en proyectos con los cuales puedes servir a los pobres y sus comunidades en todo el mundo.

Cross Catholic Outreach en Facebook

Cross Catholic Outreach en Twitter

Cross Catholic Outreach NOTICIAS POR CORREO ELECTRÓNICO

Cross Catholic Outreach

Nuestra misión es movilizar a la Iglesia Católica global para transformar a los pobres y sus comunidades tanto material como espiritualmente, para la Gloria de Jesucristo. Tu donación nos permite apoyar y transformar las vidas de los más pobres entre los pobres, canalizando las ayudas a través de una red internacional de diócesis, parroquias y misioneros Católicos. Esta estrategia hace posible ayudarles a romper el ciclo de la pobreza y a promover la evangelización Católica, sin incrementar costos de operación.

Las donaciones a esta campaña serán utilizadas para cubrir los gastos de envío de bienes humanitarios incurridos hasta el 30 de junio de 2022 cuando cierra el año fiscal de ministerio. Si se diera el caso de que se recauden fondos por encima del nivel necesario, el excedente de fondos será utilizado para financiar los gastos más urgentes del ministerio.