Alimento, techo y esperanza para los más pobres.

Impacto global del programa de apoyo a damnificados

Tus donaciones proporcionaron apoyo a damnificados en comunidades en crisis

Cada vez que sobreviene un desastre, se nos llama a extender nuestras manos y abordar las necesidades urgentes de los más pobres y vulnerables. Tu apoyo ha empoderado a Cross Catholic Outreach a movilizar su red de colegas ministeriales en los sitios de desastre — para suplir las necesidades inmediatas y los esfuerzos de recuperación a largo plazo.

En el 2020, el mundo fue duramente golpeado por la pandemia de Covid-19 — desatando una crisis global de hambre que propulsó al mundo a la inseguridad alimenticia. Tú respondiste de manera rápida y misericordiosa, ayudando a Cross Catholic Outreach a proveer no solo equipos de protección personal a quienes trabajan en el área de la salud, sino también alimentos y otros insumos y equipos médicos en lugares como Guatemala, Nicaragua y la República Dominicana.  

Cross Catholic Outreach también respondió a una temporada de huracanes sin precedentes en el Atlántico, en la que hubo 30 tormentas con nombre que dejaron a su paso una estela de destrucción de $47.000 millones de dólares. Cuando los huracanes Laura y Sally azotaron las costas del Golfo de México, tú nos ayudaste a brindar auxilio a las familias afectadas con más de $1 millón de dólares en ayudas materiales, incluidos artículos de higiene y cuidado personal, suministros de limpieza y otros. Y en Centroamérica pudimos responder rápidamente, dirigiendo alimentos y otros insumos en respuesta a los grandes daños causados por los fuertes huracanes Eta y Iota, que tocaron tierra en las mismas costas con tan solo dos semanas de diferencia. 

14/8

SUBVENCIONES Y AYUDA ENTREGADAS A: 14 COLEGAS MINISTERIALES — 8 PAÍSES

$17.5

millones

VALOR DE LOS BIENES ENVIADOS

20/6

SUBVENCIONES DE APOYO POR COVID-19 OTORGADOS A: 20 PROYECTOS — 6 PAÍSES

38.918

NÚMERO DE PERSONAS ALIMENTADAS CON ESTOS ESFUERZOS

PROYECTO RESALTADO DE APOYO A DAMNIFICADOS

Huracanes Eta y Iota

La temporada de huracanes en el Atlántico del año 2020 ha sido la más activa desde que estas se empezaron a documentar, incluidas 30 grandes tormentas con nombre propio que provocaron daños estimados en $47 mil millones de dólares. En noviembre de 2020, familias muy vulnerables de Centroamérica sufrieron la furia devastadora de dos huracanes consecutivos, Eta y Iota. Pero, gracias a tu generosidad, Cross Catholic Outreach pudo marcar una gran diferencia en sus horas más difíciles.

Con tu apoyo, Cross Catholic Outreach logró despachar inmediatamente ayuda a los damnificados que incluía alimentos nutritivos, insumos médicos y kits de higiene personal a nuestros colegas ministeriales, entre ellos Amigos por Cristo en Nicaragua, Amigos por la Salud y la Vida en Guatemala y Fundación Una Mano Amiga en El Salvador. Nuestro compromiso con estas organizaciones es a largo plazo para asegurar la recuperación de las familias afectadas a reconstruir los daños y estar preparados para la siguiente temporada.

Datos rápidos

$15.3 millones de dólares

El valor de las ayudas a damnificados proporcionadas a Centroamérica después de las tormentas.

356.400

Comidas entregadas a familias y niños adversamente impactados y desplazados.

249.025

Botellas de medicinas distribuidas para proteger la salud y la dignidad de los afectados por las tormentas.

$24.000 dólares

Subvenciones para alimentos y otros auxilios otorgados para satisfacer necesidades inmediatas en Honduras, Guatemala y El Salvador.

Permítenos orar por ti

El personal de Cross Catholic Outreach ora diariamente por los amigos del ministerio. Haz clic aquí para enviarnos tus intenciones de oración.

Responde al llamado

Aprende cómo puedes participar en proyectos con los cuales puedes servir a los pobres y sus comunidades en todo el mundo.

Cross Catholic Outreach en Facebook

Cross Catholic Outreach en Twitter

Cross Catholic Outreach NOTICIAS POR CORREO ELECTRÓNICO

Cross Catholic Outreach

Nuestra misión es movilizar a la Iglesia Católica mundial para transformar a los pobres y sus comunidades material y espiritualmente para la gloria de Jesucristo. Tu donación nos permite servir y cambiar las vidas de los más pobres de los pobres, canalizando la ayuda a través de una red internacional de diócesis, parroquias y misioneros católicos. Este enfoque económico ayuda a romper el ciclo de la pobreza y a promover la evangelización católica.