Alimento, techo y esperanza para los más pobres.

Impacto global del programa de apoyo a damnificados

Tus donaciones proporcionaron apoyo a damnificados en comunidades en crisis

Cada vez que sobreviene un desastre, se nos llama a extender nuestras manos y abordar las necesidades urgentes de los más pobres y vulnerables. Tu apoyo ha empoderado a Cross Catholic Outreach a movilizar su red de colegas ministeriales en los sitios de desastre — para suplir las necesidades inmediatas y los esfuerzos de recuperación a largo plazo.

En el 2020, el mundo fue duramente golpeado por la pandemia de Covid-19 — desatando una crisis global de hambre que propulsó al mundo a la inseguridad alimenticia. Tú respondiste de manera rápida y misericordiosa, ayudando a Cross Catholic Outreach a proveer no solo equipos de protección personal a quienes trabajan en el área de la salud, sino también alimentos y otros insumos y equipos médicos en lugares como Guatemala, Nicaragua y la República Dominicana.  

Cross Catholic Outreach también respondió a una temporada de huracanes sin precedentes en el Atlántico, en la que hubo 30 tormentas con nombre que dejaron a su paso una estela de destrucción de $47.000 millones de dólares. Cuando los huracanes Laura y Sally azotaron las costas del Golfo de México, tú nos ayudaste a brindar auxilio a las familias afectadas con más de $1 millón de dólares en ayudas materiales, incluidos artículos de higiene y cuidado personal, suministros de limpieza y otros. Y en Centroamérica pudimos responder rápidamente, dirigiendo alimentos y otros insumos en respuesta a los grandes daños causados por los fuertes huracanes Eta y Iota, que tocaron tierra en las mismas costas con tan solo dos semanas de diferencia. 

PROYECTO RESALTADO DE APOYO A DAMNIFICADOS

Huracanes Eta e Iota

La temporada de huracanes en el Atlántico del año 2020 ha sido la más activa desde que estas se empezaron a documentar, incluidas 30 grandes tormentas con nombre propio que provocaron daños estimados en $47 mil millones de dólares. En noviembre de 2020, familias muy vulnerables de Centroamérica sufrieron la furia devastadora de dos huracanes consecutivos, Eta y Iota. Pero, gracias a tu generosidad, Cross Catholic Outreach pudo marcar una gran diferencia en sus horas más difíciles.

Con tu apoyo, Cross Catholic Outreach logró despachar inmediatamente ayuda a los damnificados que incluía alimentos nutritivos, insumos médicos y kits de higiene personal a nuestros colegas ministeriales, entre ellos Amigos por Cristo en Nicaragua, Amigos por la Salud y la Vida en Guatemala y Fundación Una Mano Amiga en El Salvador. Nuestro compromiso con estas organizaciones es a largo plazo para asegurar la recuperación de las familias afectadas a reconstruir los daños y estar preparados para la siguiente temporada.

Datos rápidos

$15.3 millones de dólares

El valor de las ayudas a damnificados proporcionadas a Centroamérica después de las tormentas.

356.400

Comidas entregadas a familias y niños adversamente impactados y desplazados.

249.025

Botellas de medicinas distribuidas para proteger la salud y la dignidad de los afectados por las tormentas.

$24.000 dólares

Subvenciones para alimentos y otros auxilios otorgados para satisfacer necesidades inmediatas en Honduras, Guatemala y El Salvador.

Conviértase en un Miembro Misionero de Cross Catholic Outreach Hoy Mismo

¡Todos los Miembros Misioneros de Cross reciben este diario de oración, hecho a mano por los pobres a quienes servimos en Haití!

Úselo para tomar notas en sus momentos de reflexión para guiar su vida espiritual. También recibirá por correo, una solicitud de oración para llenar y enviarnos de regreso. Así podremos orar por sus necesidades, y crear un puente espiritual con nuestros hermanos y hermanas en Cristo en los países en vías de desarrollo.

Los Miembros Misioneros de Cross también reciben una actualización semestral con noticias, reflexiones e información acerca de las buenas obras y logros que se hacen posibles gracias a su apoyo.

* Cada dólar nos ayuda a bendecir a los más pequeños de nuestros hermanos y hermanas a lo largo de África, Asia, el Caribe, Centro y Sudamérica.

¡Gracias por su compromiso especial de servir a los mas necesitados!