Alimento, techo y esperanza para los más pobres.

Impacto global del programa de microempresa

Tus donaciones encaminan a los pobres hacia la autosuficiencia

Es increíblemente satisfactorio ver lo que las familias pobres pueden lograr cuando se les da una mano y no una limosna. Una manera de lograr esto es equiparlos generosamente con los recursos y la educación que necesitan para ganarse la vida con una empresa pequeña propia. Al darles a las familias animales de granja, apoyo para agricultura o pequeños préstamos, los benefactores de Cross Catholic Outreach les ayudan a descubrir su potencial y a proponerse metas que pueden alcanzar. Nuestros programas de desarrollo económico han demostrado que pueden elevar significativamente el nivel de vida de los participantes, y a la vez aumentar su sentido de dignidad y autoestima. Muchas de las participantes son madres solteras que luchan siendo cabeza de hogar y sostén de sus hijos; y sus ojos se iluminan cuando te cuentan cómo no solo están poniendo la comida en la mesa, sino también cómo pagan las medicinas, la ropa y los gastos escolares de sus hijos.

En el año fiscal 2020, tú nos ayudaste a continuar con este trabajo transformador. Por ejemplo, cuando nos asociamos con los Hermanos de las Buenas Obras en Etiopía para sacar a las mujeres en pobreza extrema de la prostitución y la mendicidad, preparándolas con capacitaciones, tutorías, suministros y supervisión para que comenzaran su propio negocio. Y en Nicaragua donamos a campesinos previamente seleccionados cerdos y los recursos necesarios para criarlos y luego venderlos en un mercado de alta demanda de este producto.

PROJECTO DESTACADO DE MICROEMPRESA

Cría de ganado menor de Amigos por Cristo

En el 2020, Cross Catholic Outreach apoyó un proyecto de Amigos por Cristo para proveer cerdos a 8 familias necesitadas muy capaces. El proyecto incluía los cerdos y los materiales para construir el corral, el alimento, capacitación y apoyo veterinario. Los cerdos provenían de la granja de Amigos por Cristo, en la que criadores profesionales usan técnicas modernas para producir lechones sanos que los campesinos pueden criar y engordar para la venta. Al cabo de 5 meses, nuestro colega ministerial vende los cerditos en el mercado y entrega las ganancias a los campesinos (alrededor de $300 a $500 dólares por cerdo), ayudándoles así a sostener a sus familias mientras ellos trabajan en el desarrollo de su propia cría de ganado menor totalmente autosostenible.

Datos rápidos

Beneficiarios

Se crió un total de 20 cerdos, engordándolos a un promedio de 189 libras, y vendiéndolos por 24 córdobas nicaragüenses (unos $0.69 centavos de dólar) por libra, o sea un total de $2.600 dólares.

Financiación

Cross Catholic Outreach entregó $18.300 dólares en apoyo a este proyecto durante el año fiscal 2020.

Alimento para animales

Nuestro colega ministerial ha desarrollado su propia mezcla de alimento para cerdos, la cual no solo es más saludable sino también más económica que la que los campesinos de la localidad obtienen en el mercado.

Proyecto en desarrollo

Este es un proyecto nuevo que aún se encuentra en la fase de desarrollo, mientras que nuestro colega ministerial se asesora de expertos sobre cómo expandir y actualizar sus instalaciones para satisfacer la gran demanda de lechones sanos.

Conviértase en un Miembro Misionero de Cross Catholic Outreach Hoy Mismo

¡Todos los Miembros Misioneros de Cross reciben este diario de oración, hecho a mano por los pobres a quienes servimos en Haití!

Úselo para tomar notas en sus momentos de reflexión para guiar su vida espiritual. También recibirá por correo, una solicitud de oración para llenar y enviarnos de regreso. Así podremos orar por sus necesidades, y crear un puente espiritual con nuestros hermanos y hermanas en Cristo en los países en vías de desarrollo.

Los Miembros Misioneros de Cross también reciben una actualización semestral con noticias, reflexiones e información acerca de las buenas obras y logros que se hacen posibles gracias a su apoyo.

* Cada dólar nos ayuda a bendecir a los más pequeños de nuestros hermanos y hermanas a lo largo de África, Asia, el Caribe, Centro y Sudamérica.

¡Gracias por su compromiso especial de servir a los mas necesitados!