Alimento, techo y esperanza para los más pobres.

El impacto en la niñez vulnerable

Sus donaciones rescataron a niños en países en vías de desarrollo y les restauraron la esperanza

Santiago 1:27 dice: “La religión verdadera y perfecta ante Dios, nuestro Padre, consiste en esto: ayudar a los huérfanos y a las viudas en sus necesidades”. En los países en desarrollo, los orfanatos, las escuelas, los internados y los centros de nutrición católicos están comprometidos con cumplir con esta forma de adoración pura y agradable a Dios — que es satisfacer las necesidades de los huérfanos y otros niños vulnerables.

Sin alguien que se preocupe por ellos, estos pequeñines tendrían que valerse por sí mismos. Pero con el apoyo compasivo de la Iglesia Católica, los niños pueden recibir comidas nutritivas, un lugar seguro donde dormir y una educación que les abrirá puertas en el futuro. Igualmente, tienen acceso a ayuda psicológica y formación espiritual, la cual puede liberarlos del sufrimiento y transformar su futuro. 

En el 2021, su generosidad ayudó a nuestro ministerio a otorgar subvenciones a 31 proyectos para fortalecer a la niñez vulnerable en 9 países. El alcance de nuestros benefactores llegó a muchas partes del mundo, atendiendo a niños en ÁfricaAsiaLatinoamérica y el Caribe. Por ejemplo, su apoyo permitió al Hogar Creamos rescatar a huérfanos y niños de la calle, en Bolivia. También empoderó al Hogar San Vicente de Paúl para proveer alimentos y atención médica a huérfanos y a bebés abandonados en Quito, Ecuador.

31
SUBVENCIONES OTORGADAS
9
PAÍSES HAN SIDO IMPACTADOS
2.504
NIÑOS PROTEGIDOS A TRAVÉS DE PROGRAMAS CONTRA LA TRATA DE PERSONAS

PROYECTO DESTACADO

San Vicente de Paúl

2021 Orphans and Vulnerable Children Facts

Los benefactores de Cross Catholic Outreach apoyaron el Hogar San Vicente de Paúl en Quito, Ecuador. En el 2021, nuestra financiación apoyó la sala de bebés, que tuvo a su cargo el cuidado de 17 niños recién nacidos. Estos fondos proporcionaron a los niños abandonados y huérfanos un lugar seguro y lleno de amor hasta que pudieran reunirse con sus familias biológicas, o ser adoptados por una familia que los quiera.

Desde su fundación en 1876, el Hogar San Vicente de Paúl ha trabajado incansablemente en el servicio de los niños abandonados y maltratados en Quito. El orfanato está a cargo de las Hijas de la Caridad, la Sociedad de San Vicente de Paúl y un equipo de profesionales de la salud. Bajo su dirección, los bebés reciben atención y controles médicos, alimentación nutritiva y estimulación temprana para que desarrollen su motricidad.

Datos rápidos

Cuidado de niños

Su apoyo hizo posible que 17 bebés y niños pequeños recibieran atención las 24 horas del día.

Alimentación nutritiva

Los benefactores de Cross Catholic Outreach proporcionaron alimentación nutritiva a la sala de bebés del orfanato.

Sueldos para los cuidadores

Su apoyo cubrió los sueldos de 12 empleados, incluyendo a las niñeras, enfermeras, terapistas físicas y del lenguaje.

Atención médica

La atención médica, incluidas las visitas de un pediatra y costos de hospitalización, se proporcionaron a los bebés bajo el cuidado del orfanato.

El número de proyectos incluye las actividades financiadas durante el año fiscal 2021. Los resultados detallados son de actividades que se realizaron durante el año fiscal 2021; las actividades incompletas se trasladarán al siguiente año fiscal.

Conviértase en un Miembro Misionero de Cross Catholic Outreach Hoy Mismo

¡Todos los Miembros Misioneros de Cross reciben este diario de oración, hecho a mano por los pobres a quienes servimos en Haití!

Úselo para tomar notas en sus momentos de reflexión para guiar su vida espiritual. También recibirá por correo, una solicitud de oración para llenar y enviarnos de regreso. Así podremos orar por sus necesidades, y crear un puente espiritual con nuestros hermanos y hermanas en Cristo en los países en vías de desarrollo.

Los Miembros Misioneros de Cross también reciben una actualización semestral con noticias, reflexiones e información acerca de las buenas obras y logros que se hacen posibles gracias a su apoyo.

* Cada dólar nos ayuda a bendecir a los más pequeños de nuestros hermanos y hermanas a lo largo de África, Asia, el Caribe, Centro y Sudamérica.

¡Gracias por su compromiso especial de servir a los mas necesitados!